octubre 12, 2018 by admin Uncategorized 0

Jóvenes del Cesar envían mensaje a Alemania para no derribar árboles de más de 12.000 años

Jóvenes del Cesar envían mensaje a Alemania para no derribar árboles de más de 12.000 años

Con un mensaje de solidaridad, jóvenes que han sufrido las consecuencias de la minería en su comunidad El Hatillo en el Cesar, apoyan campaña para la no deforestación del bosque “Hambacher Forst” en Alemania.

Existe una fuerte discusión alrededor de la empresa energética RWE y los opositores de la deforestación del bosque Hambach, conocido como “Hambacher Forst”, ya que se han cedido grandes partes del territorio para las actividades de minería de lignito, la explotación de un tipo de carbón del cual se obtiene el 22% de la electricidad en Alemania. Sin embargo, durante largo tiempo activistas se han resistido a aceptar este tipo de energía que podría destruir gran biodiversidad y en este caso, árboles de más de 12.000 años.

Aunque alrededor de la mina de RWE se relacionan aproximadamente 4.600 empleos, frases como “No hay trabajos en un planeta muerto” enmarcan la lucha de los manifestantes, quienes inclusive han vivido hasta 6 años en casas de árbol para impedir que estos sean derribados. En los últimos meses, la lucha por quedarse se transformó en una resistencia emblemática contra la energía de carbón, las energías fósiles en general y también contra el cambio climático, que provocó que un tribunal ordenara parar temporalmente la deforestación del bosque Hambach.

Jóvenes de la comunidad de El Hatillo en el Cesar, enviaron un mensaje de solidaridad a los activistas alemanes, para que no se detengan en su lucha por alejar de sus territorios la mega-minería, puesto que ellos han sufrido en carne propia los impactos negativos de este tipo de energía. Y es que desde el 2012, la comunidad de El Hatillo, ha estado esperando un reasentamiento involuntario por parte de las empresas mineras de carbón que rodean sus hogares. Pero el incumplimiento y la debilidad institucional, han permitido que sigan viviendo con los impactos negativos de estas prácticas. La comunidad ha denunciado amenazas contra la vida de líderes, el peligro de su seguridad alimentaria, enfermedades y la contaminación del agua y el aire.

Este fue el mensaje de niños y jóvenes de la comunidad de El Hatillo para Alemania:

Sus palabras causaron gran impacto en los activistas que buscan proteger el bosque de Hambach, y esto fue lo que les respondieron:

Aunque Alemania decidió darle fin a la energía producida a través del carbón y plantas nucleares, y sus políticas se han enfocado en la creación e inversión de alternativas energéticas eólicas y solares, respaldadas por la gran mayoría de la población, las grandes industrias dependen aún del carbón.

Según cifras del Ministerio de Energía de Alemania, el 40% de la energía proviene del carbón de lignito y hulla, por eso hasta el momento dicho país no ha podido cumplir el compromiso de reducir sus gases de CO2. Sin embargo, gracias al trabajo de los activistas se mantiene la esperanza y se están generando resultados, al crear todo un movimiento que busca detener por completo la deforestación del bosque “Hambacher Forst” y las prácticas de mega-minería. Así mismo, la comunidad de El Hatillo en Colombia, espera que se tomen pronto las medidas adecuadas para proteger los derechos fundamentales que les están vulnerando.