La comunidad de El Hatillo va a desaparecer. En el año 2010, el Ministerio del Medio Ambiente expidió una resolución donde obliga a tres empresas mineras a reasentar esta comunidad por la contaminación del aire que ha dejado la explotación minera en su territorio.
 
El departamento del Cesar es la región donde se extrae la mayor cantidad de carbón en Colombia. Durante los últimos 30 años los habitantes de estos territorios han visto como la explotación minera se ha convertido en la principal actividad económica. Lo que ha transformado los territorios que anteriormente se usaban para la agricultura, la ganadería y la pesca, sin medir los cambios sociales, culturales y medioambientales que esta economía conlleva. En este entorno, en medio de la riqueza, viven aproximadamente 200 familias de la comunidad campesina de El Hatillo, pero sin derecho a los beneficios: no cuentan con  salud, ni educación, ni mejoras estructurales, solo ven cómo extraen el carbón sin dejar nada para la región.
 
Colombia está entre los diez primeros puestos en la exportación de carbón a nivel mundial, y posee la reserva carbonífera más grande de América Latina. Hace muchos años el gobierno colombiano ha considerado la minería como un motor de crecimiento económico para el país. Entre 1985 y 2017 la cantidad del carbón producido por año se ha multiplicado por diez y llegó a 89.439 miles de toneladas en el 2017, sin tener en cuenta los impactos que la minería genera: desplazamiento, violencia, corrupción, pobreza, inequidad social y deterioro ambiental. Casi el 90 por ciento del carbón extraído en Colombia se exporta, una gran parte a países europeos. Sin embargo, el carbón es uno de los materiales energéticos que genera mayor contaminación y es uno de los contribuyentes al cambio climático. Debido a esto, en la conferencia mundial sobre el cambio climático en París en el 2015, uno de los acuerdos más importantes fue la disminución de gases de efecto invernadero a partir del año 2050 que según muchos científicos solo se puede lograr con la erradicación del uso de este material fósil.
Los combustibles fósiles (Carbón, Petróleo, Gas) son parte de la memoria de la tierra, se han creado a lo largo del tiempo en lo profundo del planeta, a partir de procesos  naturales, orgánicos, sin la manipulación del ser humano. De manera paralela, en la superficie también existe una memoria que se ha generado naturalmente. La geografía sufre cambios con el paso del tiempo, muchas veces imperceptibles o dejando pequeñas huellas que nos dan algunas pistas del pasado, de la memoria ambiental, de la historia del territorio que también está plasmada en esa parte exógena. ¿Qué pasa cuando se extrae la memoria profunda de la tierra? ¿Cómo se afecta la memoria de la superficie? ¿Qué consecuencias trae sobre los territorios: los ríos, los paisajes, los animales y las comunidades humanas que los habitan? ¿Qué podríamos saber de esa memoria sin las personas que han habitado estos territorios? "Memorias de tierra" busca generar una reflexión a partir de estas preguntas, evidenciando los contrastes que genera el extractivismo de carbón, pero a la vez ofreciendo una alternativa narrativa, tecnológica y pedagógica para que estos casos no se repitan.  
 
Este proyecto que la Fundación Chasquis ha venido trabajando junto con la comunidad, será una plataforma que servirá como herramienta de memoria, enfocada en los relatos de los habitantes y en la conservación virtual de su entorno geográfico, teniendo presente que inevitablemente va a desaparecer y seguramente pronto será parte de una mina de carbón. Por medio de la tecnología 360 y el uso de nuevas narrativas tendremos la oportunidad de simular la sensación de estar dentro de la comunidad y poder recorrer tanto su espacio geográfico como su historia, para que sus habitantes puedan “retornar” a su casa de una manera simbólica por medio de la Realidad Virtual (VR).

Video 360 Grados: Los niños del Hatillo hablan de su escuela.
Este fue un ejercicio realizado en el año 2017 con un grupo de jóvenes de la comunidad, donde ellos mismos narraron y registraron los espacios que más valoran de su comunidad.

Ver más videos de la comunidad en 360 grados
Click Aquí

Componentes de difusión del proyecto

Memorias de tierra como proyecto transmedia tendrá varios componentes de difusión. La plataforma principal es un universo multimedia con videos de 360 grados, videos 2D, fotos, infografías y documentos. Además de eso contará con los siguientes componentes expositivos:

- Una exposición compuesta por fotos, audios y videos adaptable a diferentes espacios.
- Una maqueta (arquitectónica) de la comunidad como herramienta pedagógica y de memoria
- Fotolibro sobre la comunidad de El Hatillo
- Acciones de solidaridad y pedagogía en diferentes países de Europa

La Fundación Chasquis ha trabajado con la comunidad de El Hatillo desde el año 2011. La idea de hacer un proyecto transmedia nació en el año 2013 a raíz de un reportaje fotográfico que hizo cuando la comunidad se declaró en crisis alimentaria. La relación entre la Fundación Chasquis y la comunidad de El Hatillo se fortaleció durante el año 2014, con el desarrollo de una estrategia de comunicación participativa, sustentada por un diagnóstico propio, para agilizar las negociaciones entre las partes del proceso de reasentamiento que adelanta la comunidad.